martes, mayo 03, 2011

Fractal de mis sueños exaltados

.


.

Los sueños nos revelan pasiones ocultas
y los vaivenes de esa pasión pueden discurrir entre múltiples senderos


playas desiertas bañadas de lujuria
oasis paradisíacos
nevadas estepas
lagos salados
urbes de cristal y hierro
se presentan delante de nosotros
para hacer de los sueños odas inolvidables


sin ilusiones (después de todo así es como es)
duermes a la luz de una oscuridad cruda, pálida e invernal
y los sueños exaltados se echan a volar sin importar la furia del viento que los hace girar…

sin tomar en cuenta los azotes de la lluvia cayendo sobre el silencio... 
todo es inefable
(aun los dolores más silenciosos)

el cielo, la cama , el infinito, el azar
buscando la errante luz tras el invisible velo


junto a mí vuelan un coro de arcángeles mendigos
esperando ingenuamente que despierte de mi ilusa urdimbre
o que el devenir del tiempo se pronuncie y deje todo sellado


los sueños son sólo sueños, nada hay que nos descifre su lenguaje
nada que nos hable a priori, de su simbolismo, de su fuerza
y es que hay sueños que de tan reales son sempiternos
y hay sueños flacos y sueños gordos, sueños traslapados de fantasía
que los suspiros del despertar difuminan en velado olvido


hay misterios que permanecen cerrados
secretos que se abren
o que el espíritu de la luz abre, y están los sin sentido
los que derruidos ofrecen sendas que ya no queremos pisar

de pronto es demasiado tarde, aunque pronuncien su nombre
y le llamen 
prefieres aguardar, como si ya no fuera ése tu sueño

el exaltar sueños ignotos de cuatro dimensiones que dormidos se hacen exigentes con su doble filo,
supongo que para dar sentido al fulgor allá en el fondo
a la espera, de la decodificación de los códices
ángulo obtuso de laberintos y espejos anochecidos

y ya no basta con que se asemejen a lo real sin culminar
porque en este punto al cuatro se agregan seis


y el signo se pronuncia en diez dimensiones
y él se aparece con pasos que dan fuerza a lo que sueño
al gozo íntimo de hembra que sabe y encuentra en su piel
las trepidantes exaltaciones que salvan obstáculos


y el sueño se fracta en mil coloquios, multiplicado, y de este modo
lo tenemos todo... 
o no tenemos nada.

.

5 comentarios:

Ojosnegros dijo...

Los sueños son imposibles de descifrar matemáticamente, son mares insondables que ni nosotros mismos acertaríamos a bucear en su totalidad, quizás incluso por miedo de encontrar algún cofre oculto con sorpresas inesperadas.
Muchos besos Nati.

Curiyú dijo...

Creo que a veces soy demasiado ingenuo, al intentar que mis sueños se materialicen en la realidad. Hablo de esos sueños, los que esconden mis deseos más profundos...

Bárbara dijo...

Como quisieramos ya,que muchos de nuestrso utópicos sueños se convirtieran en realidad,o aquellos que nos mansillan la calma desaparecieran en un abrir y cerrar de ojos..
habría que revalorizar el sueño,en si mismo,es dueño y testigo de nuestros deseos más profundos..y por que no,hacerlos en estado concientes aún por nuestro bienestar emocional o por lo menos satisfaccion en el ultimo de los casos...
nunca perder la fantasía y nunca dejar de soñar!!
me encantó Naty..y te aseguro ,entiendo perfectamente de qué hablas!

besos de luz...

Julio Díaz-Escamilla dijo...

Un epitelio -de torpe gestión- nos separa de lo onírico, nosotros y la realidad; "(...) de este modo lo tenemos todo... o no tenemos nada.".
Es el sueño un embudo donde giran todas ¡todas! nuestras apetencias.
Un abrazo.

Kevin Matus dijo...

Hola Nati:

creo que los sueños estan el el limite de Pi...

depende de nosotros las ilusiones, la pasion, los deseos, los miedos, las variables, los miedos, las hipotenusas, de que estos se hagan realidad...

muy buena entrada... me gusto muchisimo!!!